Tags: libertad

17 nuevos cargos contra Julian Assange

Estados Unidos presentó 17 nuevos cargos contra Julian Assange, fundador de Wikileaks. por su presunta conspiración con el exanalista de inteligencia militar Chelsea Manning para obtener y publicar información gubernamental clasificada. El Departamento de justicia dice que esto es debido a que reveló nombres de fuentes confidenciales.
El régimen de Trump está minando por completo la libertad de prensa y la de Internet, esto debiera ser preocupante para la ONU.
Recciones en twitter:







Manifiesto de los Iguales

Si hay algo que me gusta mucho leer, son los manifiestos, estos escritos que llaman normalmente a trascender en pro de un ideal, conmovedores escritos que invitan a "la más pura de las glorias".
SYLVAIN MARÉCHAL:
EL MANIFIESTO DE LOS IGUALES*

1796. Francia.
Tras la caída del gobierno jacobino que -según dicen los libros de texto se caracterizó por “el terror”... el orden de los negocios programa la extensión de su ley a todos los rincones de la joven república francesa: ciudadanía y seguridad, prosperidad y orden; tales son -en la práctica- las consignas.
Un pequeño grupo de intelectuales y activistas, con Babeuf a la cabeza, decide no resignarse... y prepara una revolución. La revolución de los iguales. Sylvain Marechal escribió el manifiesto que llamaba a la revuelta.
He aquí ese manifiesto; esa llamada.
¡PUEBLO DE FRANCIA!
Durante quince siglos has vivido esclavo y, por tanto, infeliz. Desde hace seis años respiras apenas, esperando la independencia, la felicidad y la igualdad.
¡La Igualdad! ¡Primer deseo de la naturaleza, primera necesidad del hombre y principal vínculo de cualquier asociación legítima! ¡Pueblo de Francia! ¡Tu no has sido más favorecido que las demás naciones que malviven en este desafortunado mundo!... Siempre y en todas partes la pobre especie humana confiada a antropófagos más o menos hábiles sirvió de juguete de todas las ambiciones, de pasto de todas las tiranías. Siempre y en todas partes se adormeció a los hombres con bellas expresiones: nunca y en ningún lugar obtuvieron, junto a la palabra, la cosa. Desde tiempo inmemorial se nos repite de manera hipócrita que los hombres son iguales y desde tiempo inmemorial la más degradante y monstruosa desigualdad pesa insolentemente sobre el género humano.
Desde que hay sociedades civiles, el más bello patrimonio del hombre es reconocido sin contradicción, pero aún no ha podido realizarse ni una sola vez: la igualdad no ha sido más que una bella y estéril ficción de la ley. Hoy, cuando es reclamada con voz más
fuerte, se nos responde: ¡callaos, miserables! La igualdad real es sólo una quimera; contentaos con la igualdad condicionada; sois todos iguales ante la ley. Chusma ¿qué más necesitáis?
¿Que qué más necesitamos?
Legisladores, gobernantes, ricos propietarios, escuchad ahora vosotros.
Somos todos iguales ¿no es eso? Nadie niega ese principio porque, salvo si se padeciese locura, no podría decirse en serio que es de noche cuando es de día.
Pues bien, a partir de ahora pretendemos vivir y morir iguales, como hemos nacido; queremos la igualdad real o la muerte; eso es lo que necesitamos.
Y tendremos esa igualdad real, no importa a qué precio. ¡Maldito sea quien se oponga a ese deseo expreso! La revolución francesa es sólo la precursora de una revolución mucho más grande, mucho más solemne, y que será la última.
El pueblo ha pisoteado el cadáver de los reyes y los curas que se aliaron contra él: hará lo mismo con los nuevos tiranos, con los nuevos políticos mojigatos sentados en el lugar de los antiguos.
¿Que qué necesitamos además de la igualdad de derechos?
Necesitamos que esa igualdad no sólo esté escrita en la Declaración de derechos del hombre y del ciudadano; la queremos entre nosotros, bajo el techo de nuestras casas. Aceptamos cualquier cosa por ella, empezar de cero para obedecer a ella sólo. ¡Perezcan todas las artes, si es preciso, mientras nos quede la igualdad real!
Legisladores y gobernantes que tenéis tan poco talento como buena fe, propietarios ricos y sin entrañas, en vano tratáis de neutralizar nuestra sagrada acción diciendo: lo único que hacen es reproducir esa ley agraria pedida ya más de una vez antes de ellos.
Calumniadores, callaos vosotros y, en el silencio de la confusión, escuchad nuestras pretensiones dictadas por la naturaleza y basadas en la justicia.
La ley agraria o el reparto de los campos fue el deseo inmediato de algunos soldados sin príncipe, de algunos pueblos primitivos movidos por su instinto más que por la razón.
Tendemos hacia algo más sublime y más equitativo, ¡el bien común o la comunidad de bienes! No más propiedad individual de las tierras; la tierra no es de nadie. Reclamamos, queremos, el goce comunal de los frutos de la tierra: esos frutos son de todos.
Declaramos que no podemos soportar por más tiempo que la inmensa mayoría de los hombres trabaje y sude al servicio y para en disfrute de la más ínfima minoría.
Mucho menos de un millón de individuos, y durante demasiado tiempo, dispone de lo que corresponde a más de veinte millones de sus semejantes, de sus iguales.
¡Que cese de una vez este gran escándalo que nuestros descendientes no querrán creer!
Que desaparezcan de una vez las escandalosas distinciones entre ricos y pobres, grandes y pequeños, amos y lacayos, gobernantes y gobernados.
Que no haya entre los hombres más diferencia que las de la edad y el sexo. Puesto que todos tienen las mismas necesidades y las mismas facultades, que haya para ellos una única educación, un único sustento. Si se contentan con un solo sol y con mismo aire para todos ¿por qué no habría de ser suficiente la misma porción y la misma calidad e alimentos para cada uno de ellos?
Pero los enemigos del más natural de los órdenes de cosas que se pueda imaginar gritan ya contra nosotros. Desorganizadores y rebeldes, nos dicen, sólo queréis masacres y botín.
¡PUEBLO DE FRANCIA!
No perderemos el tiempo contestándoles, pero te diremos que la sagrada acción que organizamos no tiene más objetivo que poner fin a las disensiones civiles y a la miseria pública.
Nunca ha sido concebido y puesto en marcha un propósito mayor. De tarde en tarde, algunos hombres de talento, algunos sabios, han hablado de ello en voz baja y temblorosa.
Ninguno de ellos tuvo el coraje de decir la verdad completa.
Ha llegado el momento de las grandes medidas. El mal está en su punto más alto; cubre la faz de la tierra. El caos, con el nombre de política, reina en ella desde hace demasiados siglos. Que todo retorne al orden y vuelva a su lugar.
¡Que todos los elementos de la justicia y la felicidad se organicen ante la llamada de la igualdad!
Ha llegado el momento de fundar la República de los Iguales, ese gran hospicio abierto a todos los hombres. Han llegado los días de la restitución general. Familias quejumbrosas, venid a sentaros a la mesa común levantada por la naturaleza para todos sus hijos.
¡PUEBLO DE FRANCIA!
¡La más pura de las glorias te estaba reservada! Sí; tu debes ser el primero en ofrecer al mundo ese conmovedor espectáculo.
Viejas costumbres, antiguas prevenciones, querrán de nuevo poner obstáculos al establecimiento de la República de los Iguales. La organización de la igualdad real, la única que responde a todas las necesidades, sin provocar víctimas, sin que cueste grandes
sacrificios, puede que de entrada no le guste a todo el mundo.
El egoísta, el ambicioso, temblará de rabia. Los que poseen injustamente clamarán que es injusticia. Los goces exclusivos, los placeres solitarios, los acomodos personales provocarán fuerte rechazo a algunos individuos hastiados de los sufrimientos ajenos. Los amantes del poder absoluto, los viles secuaces de la autoridad arbitraria replegarán con pena sus orgullosas cabezas bajo el nivel de la igualdad real. Su corta visión penetrará con dificultad en la próxima llegada de una felicidad común, pero ¿qué pueden algunos millares de descontentos contra una masa de hombres, todos ellos felices y sorprendidos de haber buscado tanto tiempo una felicidad que tenían al alcance de la mano?
Inmediatamente después de esta verdadera revolución, se dirán extrañados: ¡qué cosa! ¿La felicidad común dependía de tan poco? No teníamos más que quererla. ¡Por qué no la habremos querido antes! Sin duda, con un sólo hombre en la tierra que sea más rico, más poderoso que sus semejantes, que sus iguales, el equilibrio se rompe; el crimen y la desdicha se hacen presentes.
¡PUEBLO DE FRANCIA!
¿En qué signo, a partir de ahora, debes reconocer la excelencia de una constitución?... Aquella que, en su totalidad, reposa sobre la igualdad de hecho es la única que puede convenirte y satisfacer todos tus deseos.
Las constituciones aristocráticas de 1791 y de 1795 remachaban tus cadenas en lugar de cortarlas. La de 1793 era un gran paso hacia la igualdad real; nunca antes nos habíamos acercado tanto a ella; pero aún no llegaba al objetivo y no acometía en absoluto la tarea de la felicidad común que, sin embargo, consagraba solemnemente como un gran principio.
¡PUEBLO DE FRANCIA!
Abre los ojos y el corazón a la plenitud de la felicidad: reconoce y proclama con nosotros la República de los Iguales.

El decreto espía y la libertad vigilada

Hoy en Chile se vive una lucha por los derechos en internet. El #Decretoespia que promueve el actual subsecretario del Interior Mahmud Aleuy pretende enterrar un derecho fundamental de todos los ciudadanos. Este decreto aumentaría las facultades de las compañías de telecomunicaciones para almacenar los datos de los usuarios y lo peor es que prohíbe implementar o mantener medidas de seguridad o privacidad que dificulten o impidan de alguna manera el cumplimiento de las órdenes emanadas de la autoridad competente. Estamos viendo cada vez más llamadas a regular el ciberespacio en la creencia equivocada que esto permitirá combatir el crimen. Ninguno de estos métodos funcionará y a todos nos harán menos seguros.

La vigilancia será institucionalizada, ya hubiera querido Pinochet, Stalin y la GESTAPO en tener estas capacidades en las que se controlara cada detalle de la vida de la gente, sin su consentimiento; y no solo los detalles de su vida pública, sino la de su vida privada, sus hábitos, intereses, tipo de vida, preferencias y lugares que frecuenta, ¿no es acaso pertinente respetar la vida íntima de las personas sin que por eso sea motivo de sospecha y censura?.

Este decreto vulnera los derechos humanos fundamentales y no dejará a nadie libre en sus actos, con una sola firma se está dando un paso que no tiene vuelta atrás y nos entregará como borregos a vivir una libertad vigilada.

Más espionaje


Esto está muy mal. En Chile se está aumentando dos cosas, la vigilancia y el populismo.

La agenda antidelincuencia, además de proponer el control preventivo de identidad, incluye la desproporcionada e injustificada medida de interceptación de comunicaciones por delitos simples.
POR PABLO VIOLLIER

A comienzos del 2015, el gobierno de Chile ingresó al parlamento el proyecto de ley que “Facilita la aplicación efectiva de las penas establecidas para los delitos de robo, hurto y receptación y mejora la persecución penal en dichos delitos”, también conocida como laagenda corta antidelincuencia.
Si bien, hasta el momento el debate público ha girado en torno a la más polémica de estas medidas, el control preventivo de identidad, es preocupante cómo otras medidas propuestas por el Legislativo, que pueden resultar igualmente atentatorias contra los derechos de las personas, no han recibido el nivel de debate público que requieren. Esto ocurre con la propuesta de interceptación de comunicaciones por simples delitos.
Estando el proyecto en segundo trámite constitucional, los senadores Espina, Harboe y Larraín presentaron una indicación cuyo objetivo es extender la facultad del ministerio público para, previa autorización del juez de garantía, interceptar comunicaciones telefónicas o de otras formas de telecomunicación.
En efecto, el artículo 222 del Código Procesal Penal restringe la posibilidad de interceptar comunicaciones a aquellos casos donde la supuesta conducta del sospechoso pudiese merecer pena de crimen, y sólo cuando ésta resulte imprescindible para la investigación. De aprobarse el proyecto con la indicación, esta facultad se extendería a ciertas conductas punibles con pena de simple delito, como robo en lugar no habitado, el robo a cajeros automáticos, hasta el hurto de ganado, entre otros.
La restricción de esta figura sólo a hechos castigados con pena de crimen sigue una lógica que el proyecto desconoce de forma peligrosa: la interceptación de comunicaciones constituye una vulneración del derecho constitucional a la inviolabilidad de toda forma de comunicación privada. Como ha indicado el ex relator especial de la ONU, estos derechos sólo pueden limitarse en circunstancias excepcionales, ya que la vigilancia de las telecomunicaciones socava gravemente no sólo la privacidad, sino que también la libertad de expresión.
El sistema actual vela porque dicha limitación sea excepcional al hacerla aplicable sólo a ciertos delitos que resulten lo suficientemente graves para que la intercepción de comunicaciones privadas resulte justificable. El proyecto, por el contrario, infringe este criterio al permitir la vigilancia de comunicaciones privadas para simples delitos ¿Cómo podría considerarse excepcional la interceptación de comunicaciones si se permite para la persecución de delitos menores como el hurto de ganado y la receptación?
Como ha establecido repetidamente el Tribunal Constitucional, para que una ley que pretende limitar derechos fundamentales no resulte inconstitucional, debe cumplir con los requisitos de necesidad y de proporcionalidad. Que una ley sea “necesaria” quiere decir que la finalidad que busca no puede alcanzarse satisfactoriamente por ningún otro medio que resulte menos lesivo para los derechos fundamentales ¿Cumple este criterio la ley corta? Resulta difícil imaginar que no existen otras medidas que permitan combatir de forma más efectiva los delitos menores contra la propiedad, que aumentar la capacidad del Estado para vigilar las comunicaciones privadas de las personas.
El criterio de proporcionalidad exige una ponderación donde se compare el nivel de afectación que producirá la medida con su beneficio eventual. Si la limitación resulta mayor que el beneficio eventual, entonces la medida no cumple con el criterio de proporcionalidad. Es justamente lo que sucede en este caso, ya que no existe evidencia de que aumentar las facultades de vigilancia del Estado permita una persecución más eficiencia de los delitos menores con la propiedad.
En este sentido, de aprobarse el proyecto de ley de agenda corta antidelincuencia, habrá un serio detrimento de los derechos online y offline de las personas. Por otro lado, se seguirá legislando en una materia sumamente sensible para la ciudadanía echando mano a recetas obsoletas que optan el camino fácil y mediático, sin evidencia de su necesidad y proporcionalidad  y con serios problemas de adecuación a un marco de derechos humanos.
Como bien ha señalado la directora de Instituto Nacional de Derechos Humanos, Lorena Fríes, la seguridad también es un derecho fundamental y los ciudadanos tienen el derecho de exigir que el Estado los proteja de la delincuencia, pero ese deber no puede cumplirse afectando gravemente otros derechos y libertades.

Fuente: https://www.derechosdigitales.org/9717/agenda-antidelincuencia-quiere-aumentar-sin-justificacion-el-poder-de-espionaje-del-estado/?utm_content=buffer937cf&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

Más sobre el Gobierno la PDI y Hacking Team


Hace un par de semanas hablábamos de la vigilancia masiva que puede ejecutar el gobierno y la PDI a través del software de espionaje comprado a la empresa Italiana Hacking Team.

En su defensa la PDI salió a poner paños fríos a la situación declarando que:

"Dicha herramienta fue adquirida en el marco de un proyecto de modernización del área tecnológica de la PDI, cuyo objetivo era incrementar sus capacidades operativas en la investigación de crimen organizado, terrorismo internacional y narcotráfico a gran escala, considerando que cada día la delincuencia organizada es más sofisticada y cuenta con importantes soportes logísticos y económicos y que se adquirió cumpliendo todas las normativas relativas a compras públicas y es utilizada de manera exclusiva en la persecución de los delitos con la respectiva autorización judicial".

En el reportaje de Ciper Chile aparece un correo electrónico, filtrado por Wikileaks, en el que se señala que el objetivo de la PDI para el software italiano es tener acceso a “información que no obtendrán a través de una orden judicial”.

Si se confirmara esto estaríamos frente a una gravísima vulneración de los derechos constitucionales y fuera de todo debido proceso.

El Gobierno y PDI, vigila a sus ciudadanos

Hace unos días en la Internet se conoció la información de que la empresa Hacking Team había sido hackeada y se habían filtrado más de 400 GB con información de sus contratos con diversos países, incluido Chile [1].

Hacking Team, una empresa italiana que ofrece servicios de vigilancia, y es muy conocida por sus programas que permiten que gobiernos puedan vigilar a sus ciudadanos. Esta compañía es una de las que forman parte de la lista de "Enemigos de Internet" de Reporteros Sin Fronteras [2].

Por otra parte, Hacking Team facturó a la Policía de Investigaciones (PDI)  el 12 de diciembre de 2014 la instalación y mantención del sistema de "Phantom" por un monto de 2.850.000, sin especificar una moneda, pero con una garantía del Banco de Crédito e Inversiones (BCI) la cual indica que la moneda de transacción fue en dólares. El mismo documento muestra que el contrato realmente es por el sistema de monitoreo "Galileo" y menciona el 15 de diciembre de 2018 como fecha de vencimiento [3]. La PDI ha confirmado la compra de este software de espionaje [4] indicando que:

"Dicha herramienta fue adquirida en el marco de un proyecto de modernización del área tecnológica de la PDI, cuyo objetivo era incrementar sus capacidades operativas en la investigación de crimen organizado, terrorismo internacional y narcotráfico a gran escala, considerando que cada día la delincuencia organizada es más sofisticada y cuenta con importantes soportes logísticos y económicos y que se adquirió cumpliendo todas las normativas relativas a compras públicas y es utilizada de manera exclusiva en la persecución de los delitos con la respectiva autorización judicial".

Los argumentos que ha esgrimido la PDI son los mismos que, Julian Assange en el libro “Criptopunks: la libertad y el futuro de internet” [5], ha llamado los cuatro jinetes del apocalípsis cibernético: la pornografía infantil, el terrorismo, el lavado de dinero y la “guerra” contra las drogas. Asunto que en realidad oculta una centralización del poder y del control en manos de los que tienen los recursos físicos de la tecnología y este tipo de acciones aparentemente bien intencionadas solo contribuyen a la militarización del espacio cibernético.

Técnicamente, estas herramientas permiten realzar el espionaje de conversaciones de whatsapp, Facebook, correo electrónico y otras redes sociales en toda una gama de Sistemas operativos de PC y teléfonos inteligentes (Android, iPhone, Windows, Mac OS X, Blackberry) [6][7].

Este aumento en el control omnipresente que ejercen los poderosos a través de mega corporaciones o gobiernos serviles a sus designios [8], solo viene a acrecentar las diferencias sociales en las que, en el futuro, el valor de la libertad estará asegurado solo para los que tengan las destrezas técnicas para escapar de ese control.

Referencias:
[1] http://www.forbes.com/sites/thomasbrewster/2015/07/06/hacking-team-hacked/
[2] http://12mars.rsf.org/wp-content/uploads/EN_RAPPORT_INTERNET_BD.pdf
[3] http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20150706/pags/20150706150252.html
[4] http://www.emol.com/noticias/Tecnologia/2015/07/06/724738/PDI-confirma-compra-de-software-creado-por-empresa-italiana-que-fue-hackeada.html
[5] http://www.ufrgs.br/soft-livre-edu/arquivos/assange-criptopunks-la-libertad-y-el-futuro-de-internet.pdf
[6]http://cryptome.org/2015/07/ht-whitepapers.pdf
[7] http://cryptome.org/2015/07/ht-android-exploit.txt
[8] https://www.derechosdigitales.org/3644/luksic-twitter/

Wikipedia amenazada

En internet se vive una lucha permanente por la libertad, constantemente amenazada por los poderosos, y hoy parte de esa libertad se ve amenazada en Europa.
A continuación trascribo parte del comunicado de Wikipedia al respecto. Espero que todas las personas de la aurozona pudieran darse cuenta de los importante que es defender estos derechos pues, paso a paso, los poderosos quieren controlar la Internet, y la suma total de esos pequeños pasos darán cabida a una dictadura completa de los gobiernos, serviles de las multinacionales, que tendrán el poder de controlar todos los movimientos de las personas.
Las imágenes de edificios modernos deben permanecer en Wikipedia
Sin libertad de panorama no podremos ilustrar Wikipedia de forma adecuada
Durante más de catorce años, los voluntarios de Wikipedia han recopilado información incalculable y han dedicado millones de horas para construir Wikipedia. Se han hecho millones de fotografías para poder ilustrar esos artículos.
Wikipedia ha podido ilustrar obras y edificios que se encuentran de forma permanente en espacios públicos gracias a la libertad de panorama que existe en numerosos países. Esta libertad de panorama es una excepción a los derechos de autor que permite tomar y publicar fotografías y vídeos en espacios públicos sin restricciones, conservando la propiedad intelectual y otros derechos de los arquitectos y artistas.
Ahora muchas de estas imágenes están en peligro como resultado de una propuesta presentada por un miembro del Parlamento Europeo en el marco de la reforma de la legislación de derechos de autor. Si se adopta el texto restrictivo, centenares de miles de imágenes dejarán de ser libres y como consecuencia no podrán permanecer en Wikipedia.

Es importantísimo que todos los ciudadanos de ese continente contacten con su eurodiputado para evitar que esta Ley se apruebe.
Más información: